El Alcornoque del Bandolero

El nombre de la ruta proviene de una leyenda en la que se cuenta que este árbol lo utilizó un bandolero muy conocido en el siglo XIX, Pablo Santos, llamado el Bandido de La Pedriza, como cobijo y para esconder los botines obtenidos en sus robos.

Este Alcornoque (Quercus Suber) está situado a medio camino de nuestra ruta, en un risco de difícil acceso (Risco de la Fuente). La Comunidad de Madrid lo ha catalogado como árbol ejemplar. Tiene 11 metros de altura y se le atribuye una edad de entre 400 y 500 años. Lo curioso de este árbol es cómo, a pesar de que sus raíces están entre las rocas de granito, ha podido sobrevivir tanto tiempo.

Durante la ruta bordearemos, por la falda de la montaña, parte del pueblo de Manzanares el Real. El sendero tiene poco desnivel y la dificultad es baja. Podemos hacerla en unas dos horas.

La ruta discurre por la zona llamada el Alcornocal. Hubo una época en la que el árbol que predominaba en esta zona era el Alcornoque, de ahí el nombre de esa parte de La Pedriza. La mayoría de los alcornoques se talaron y sustituyeron por pinos pero todavía quedan algunos ejemplares repartidos por La Pedriza, fundamentalmente en zonas donde el hombre no pudo cortarlos por la dificultad del terreno.

Subida senda

Para comenzar la ruta partimos del aparcamiento del Tranco, en el pueblo de Manzanares el Real. Junto al restaurante Casa Julián hay una cuesta asfaltada que subiremos hasta alcanzar una roca que señala a la izquierda una senda para subir al Yelmo. Nosotros vamos a ir hacia la derecha por otra senda que discurre al lado de algunas casas del pueblo.  A unos cinco minutos alcanzamos una pradera con un pequeño arroyo. La atravesamos y llegamos a una bifurcación de caminos. Cogemos el de la izquierda que nos lleva por unas rocas. Nos iremos fijando en los hitos de piedras para orientarnos en la senda. Al poco tiempo comenzaremos a ganar altura y desde el punto más alto podemos ver el risco llamado El Indio. La senda pasa junto a dicho risco y nada más pasarlo nos encontramos con el espectacular ejemplar de Alcornoque que da nombre a nuestra ruta.

El Indio

El Alcornoque del Bandolero

Buitres

En lo alto de las rocas observamos este par de buitres, muy comunes en La Pedriza. Esta zona también es muy frecuentada por escaladores.

Continuamos el sendero, a veces algo escondido entre las jaras, hasta que llegamos a una parte de la ruta en la que tendremos que utilizar las manos para descender por un conjunto de rocas y agacharnos para pasar por debajo de otras. Eso sí, no entraña ninguna dificultad y a los niños les encantará. Ponemos unas fotos para que podáis orientaros. No obstante, este tramo está perfectamente señalizado con hitos de piedras.

Bajada por las rocas

Maia señala el camino

Ya falta menos…

Lo último…

Una vez pasado el tramo de rocas seguimos descendiendo, siempre por las sendas que parten a la derecha, hasta llegar a una zona por donde pasa un arroyo y que casi siempre está algo encharcada. Tenéis que atravesar esta zona, volver a encontrar la senda, ligeramente hacia la izquierda, y comenzar el último ascenso.

Cabra vigilando

Miramos hacia lo alto de las peñas y vemos que nos observan desde lo lejos. Si os fijáis, casi siempre podréis ver cabras vigilando nuestros pasos. La especie autóctona de cabra se extinguió entre finales del siglo XIX y comienzos del XX pero a finales del siglo XX se hizo una repoblación con cabras traídas de otras sierras. Actualmente, la población ha crecido mucho, en parte debido a la ausencia de enemigos naturales, como el lobo, etc. En otros tiempos, la población de lobos en La Pedriza era abundante pero a partir de la Guerra Civil se pierde por completo el rastro de la presencia del lobo en la Sierra de Guadarrama. Pero, desde hace un tiempo, algunos lobos establecidos en Segovia están haciendo incursiones en la Sierra Norte de Madrid, principalmente en Somosierra. No hay constancia de que haya manadas establecidas en la Comunidad de Madrid pero quizá sea cuestión  de tiempo. Hay quienes dicen que podrían haber oído lobos en La Pedriza pero no hay nada documentado al respecto.

Al igual que las cabras, Numa (la otra cabra) se mimetiza con el terreno.

Numa, la cabra

Vistas de la ruta recorrida

Tras el ascenso, nos topamos con otro sendero. Torcemos a la derecha y comenzamos a descender. Desde aquí podemos contemplar la ruta que llevamos recorrida. A la derecha de la foto vemos de nuevo el Alcornoque del Bandolero.

Si miramos por encima de las montañas, podemos ver a lo lejos la Bola del Mundo o Alto de las Guarramillas (2.265 metros). Es una montaña ubicada en el límite de las provincias de Madrid y Segovia. Muy cerca de su cumbre está el Ventisquero de la Condesa, zona en la que nace el río Manzanares. Este ventisquero se explotó, al igual que otros, para la Industria del hielo de

La Bola del Mundo

principios del siglo XVII. La nieve y el hielo acumulados en los ventisqueros se conservaban en neveros que se cubrían con paja para protegerlos del sol y en verano se bajaban hasta Madrid para utilizarlos en la conservación de alimentos. Este negocio continuó hasta finales del siglo XIX.

Maia y Numa con el hielo

En este punto, nos tendremos que fijar bien para coger una senda que desciende a la derecha. Iremos perdiendo altura, acercándonos a unas casas hasta llegar a un muro y parte de una valla. A pesar de la especulación inmobiliaria, algunas sendas (que aparecen en mapas) utilizadas por senderistas y por montañeros no han llegado a desaparecer por completo. Atravesamos el muro, y en pocos metros llegamos a una calle asfaltada. Torcemos a la derecha y comenzamos a descender entre las casas hasta llegar a una calle principal que es por la que hemos tenido que subir para ir al aparcamiento del Tranco. Torcemos a la derecha siguiendo esta calle y poco después nos desviamos a la izquierda para coger un sendero que discurre paralelo al río Manzanares.

Desvío a la izquierda

Desvío a la derecha

Pozas del río Manzanares

En esta parte del río se forman pozas que en verano son utilizadas por multitud de visitantes para bañarse. En pocos minutos llegamos al aparcamiento del Tranco, el final de nuestra ruta.

Como reto, os dejamos esta foto tomada durante la ruta para ver si sois capaces de encontrar dónde está esta curiosa forma.

El Extraterrestre

Si tenéis cualquier duda, por favor, antes de hacer la ruta, consultarnos e intentaremos ayudaros en lo que podamos.

Nos podéis escribir a lapedriza@yahoo.es

Os dejamos un mapa para que podáis haceros una idea del recorrido de la ruta.

Mapa Ruta el Alcornoque del Bandolero de la Pedriza

Mapa Ruta el Alcornoque del Bandolero de la Pedriza

Like This!

Excursiones en la Sierra de Madrid. Rutas de senderismo y trekking guiadas en La Pedriza y alrededores.Ampliar información