Las Torres de La Pedriza

En esta ruta de senderismo subiremos a los riscos más alejados y elevados de La Pedriza (Madrid), Las Torres (2.033 metros), situados en el extremo norte de La Pedriza Posterior. Son cuatro Las Torres y ascenderemos por el PR1, pasando por el Collado del Cabrón, el Callejón del Pajarito, la Gran Milanera, Tres Cestos, etc. El recorrido de la ruta tiene tres tramos con bastante dificultad, sobre todo, el último de ellos: la subida a la Gran Milanera antes de llegar a Tres Cestos. La duración de la ruta es de unas 9:30 horas desde el Tranco y si la hacemos desde Canto Cochino unas 8 horas. No se recomienda hacer la ruta con lluvia por lo resbaladizo que puede estar el terreno, sobre todo, a la hora de trepar por las rocas.

Descenderemos de las Torres por el sendero PR2, y al llegar a Los Cuatro Caminos nos desviaremos hacia la Cabaña del Poeta, también llamada Cabaña de Madera o Cabaña Escondida. Es un antiguo refugio de los años 50, en el que vivió un poeta que escribía sus poemas tallándolos en trozos de pizarra. Está construida entre bloques de piedras y tiene puerta y ventanas de madera, una estufa de leña en su interior y poco más. Delante del refugio hay una explanada y a pocos metros corre un arroyo en el que se construyó con piedras una pequeña poza. Actualmente, no vive nadie en la cabaña pero algunas personas la utilizan como refugio o para pasar la noche. En mayo de 2011, esta cabaña ha sido desmantelada por la Dirección del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

Amanecer en Guadalix de la Sierra

Es sábado, 15 de enero de 2011. El día amanece completamente despejado y la temperatura es agradable. Tras los últimos fines de semana con constante lluvia, hoy es un día perfecto para hacer una ruta larga en la Pedriza. Por suerte, estamos en Guadalix de la Sierra, a escasos 20 minutos de la Pedriza en coche. En nuestro post sobre cómo llegar a la Pedriza, recomendamos llegar como muy tarde a las 9:30 horas de la mañana a la barrera de acceso a Canto Cochino para evitar encontrárnosla cerrada por haber superado el cupo de coches pero cual fue nuestra sorpresa que ya a las 9:30 la barrera estaba cerrada y una fila de coches llegaba más allá del Centro de Educación Ambiental. Quizá tendremos que reconsiderar esa recomendación porque visto lo visto habría que llegar antes de las 9 o incluso de las 8:30 para poder asegurarnos poder subir en coche. En fin, si esto os llega a ocurrir, y lo que queréis es hacer alguna ruta desde Canto Cochino hay varias alternativas:

-Dejar el coche en el aparcamiento de la barrera de acceso y subir por un sendero hasta Canto Cochino. Nunca hemos subido por ahí así que no sabemos lo que se tarda.

-O bien, lo que solemos hacer, ir a el Tranco para desde ahí subir hasta Canto Cochino. En este trayecto podemos emplear unos 30 minutos. Pero claro, también suele pasar que el aparcamiento principal del Tranco (que tiene muy poca capacidad) esté completo, así que dejamos el coche en el otro aparcamiento del Tranco, a unos diez minutos andando del Tranco.

Sendero PR1 desde el Tranco

Por fin, comenzamos nuestra ruta, eso sí, tendremos que planificar bien el tiempo para que no se nos haga de noche a la vuelta. Siempre llevamos alguna linterna en la mochila por precaución. Desde el aparcamiento caminamos por una senda junto al río Manzanares hacia el Tranco. Una vez ahí, seguimos el sendero PR1, con marcas amarillas y blancas, que nos va a llevar por la Garganta Camorza. A unos diez minutos llegamos a una zona más despejada con grandes bloques de piedras en el río (ahí hubo una pequeña presa) y tendremos que ascender hacia la derecha.

Subida hacia la derecha

Pozas en el río Manzanares

En todo este tramo, desde el Tranco, se forman muchas pozas en el río Manzanares y en verano esta parte está masificada. Esta zona, junto con la Charca Verde, son los lugares más frecuentados por los bañistas. A quien le guste andar hay otras zonas mucho menos concurridas y con buenas pozas para poder bañarse. En otra ocasión,  haremos una ruta ascendiendo hacia el nacimiento del río Manzanares y pasaremos por muchas pozas. Seguimos caminando y nos encontramos con un pequeño chiringuito, ya cerca de Canto Cochino. Tras pasarlo, el sendero tuerce y asciende hacia la derecha siguiendo el curso del río Manzanares.

Chiringuito cerca de Canto Cochino

Cruzar la pradera

Llegamos a un cartel con la indicación Refugio Giner de los Ríos pero nosotros vamos a torcer a la izquierda para cruzar por un pequeño puente de madera el arroyo de la Majadilla. Atravesamos la pradera como se indica en la foto y en unos minutos nos encontramos a la izquierda con un puente de madera que atraviesa el río Manzanares. Al otro lado del puente está uno de los aparcamientos de Canto Cochino (el que está a la derecha del mapa) desde donde partiría nuestra ruta en caso de haber conseguido subir en coche hasta aquí. En ambos casos, subiremos por la calzada de piedras que hay a la derecha del río Manzanares y llegamos a unos carteles informativos. Seguimos hacia la derecha por el sendero llamado la Autopista de La Pedriza, señalizado con marcas rojas y blancas. Es un ascenso poco inclinado que nos servirá para ir calentando. En unos 25 minutos llegamos a un cartel que señala hacia la derecha el Refugio Giner de los Ríos y hacia la izquierda el Cancho de los Muertos. Seguimos hacia el Cancho de los Muertos.

Desvío hacia el Cancho de los Muertos

Atravesar el Collado del Cabrón

Comienza una subida dura entre pinos que nos va a conducir hasta el Collado del Cabrón. Hay dos sendas que ascienden pero recomendamos coger la que va haciendo eses ya que la otra es demasiado inclinada. En unos 20 minutos llegamos al Collado del Cabrón, lo atravesamos como indica la foto y cogemos el camino que sale al fondo a la derecha.

Coger el sendero PR1

El Pajarito

Ascendemos hacia el callejón del Pajarito. Hay que estar atentos para no desviarse del sendero. Si durante un tiempo no vemos las marcas amarillas y blancas eso significará que hemos extraviado el camino. Si eso ocurre, retroceder hasta la última marca que hayáis visto y tratar de encontrar el sendero. Para alcanzar el callejón del Pajarito tendremos que trepar por una zona rocosa.

Subida hacia el callejón del Pajarito

Callejón del Pajarito

Vistas hacia Madrid

Tras pasar el callejón descendemos a una pradera llamada Jardín de la Campana. Desde aquí tendremos que seguir el sendero que vuelve a ascender entre pinos hasta llegar a otra zona con rocas y tendremos que trepar. Desde lo alto tenemos vistas hacia Madrid, aunque con la bruma que hay desde hace días, poco se puede ver.

En este punto, la labradora, Maia, ya empieza a tener calor y se va tirando en cualquier sombra o charco. Esta ruta, aunque se puede hacer con perros, no lo recomendamos ya que, sobre todo más adelante, hay desniveles rocosos que no van a poder superar sin ayuda y, según el peso de cada perro, esto puede resultarnos agotador.

Maia no quiere saber nada

Trepada por las rocas

Seguimos por el sendero y de frente tenemos la Cuerda Larga, todavía con algo de nieve.

Cuerda Larga

La Diligencia

A nuestra izquierda nos encontramos con la Diligencia. Podría parecer un carromato con su conductor a la izquierda. En la foto aparece también un espontáneo junto al conductor. No había tiempo para esperar a que bajara.

Nos volvemos a meter en un pinar y aquí hay que tener cuidado porque podría parecer que el sendero gira a la derecha pero no, hay que subir de frente por las rocas. Hay unos hitos de piedras que lo indican. Unos metros después tendremos que agacharnos por debajo de unas rocas.

Seguir de frente, no torcer a la derecha

Pasar bajo las rocas

Hitos de piedras

Continuamos y en breve el sendero comienza a descender hacia la derecha. Cuando en el descenso nos encontremos con los hitos de la foto tendremos que torcer a la izquierda y coger ese sendero (marcas amarillas y blancas) y no seguir descendiendo.

A partir de aquí hay que volver a coger aliento porque comienza otra dura subida por la ladera de la montaña. A la izquierda, está la Gran Milanera y un poco más arriba el risco del Puente Poyos.

La Gran Milanera

Risco Puente de los Poyos

Llegamos a un tramo con grandes bloques de piedras que nos complica el ascenso.

Trepada

Una vez superados, llegamos a la base de la Gran Milanera pero las dificultades aún no han acabado.

Junto a la Gran Milanera

Este tramo que sigue es, según nuestra opinión, el más duro y complicado de la ruta.

Última trepada

Último esfuerzo

Trepada complicada

Trepada complicada

Al fondo, a la izquierda de la foto, podemos ver las Torres.

Al fondo a la izquierda Las Torres

Tres Cestos

Por fin, superamos las últimas rocas y de frente tenemos Tres Cestos. Un poco antes de llegar a Tres Cestos nos encontramos junto al camino esta placa en una roca.

Placa antes de llegar a Tres Cestos

Bordeamos Tres Cestos y hacemos un alto en un vivac junto al sendero.

Vivac

Cuerda Larga

A partir de este momento, el sendero discurre por la otra ladera de la montaña. Ahora podemos ver gran parte de la Cuerda Larga. Tras un rato caminando nos metemos en un pinar y nada más salir de él tenemos que coger un desvío a la derecha señalizado con marcas amarillas y blancas. La otra senda que desciende es la Senda de la Mina.

Desvío a la derecha

Seguimos y a la derecha tenemos Cancho Centeno. Ese nombre se lo pusieron porque hace tiempo ese cereal se daba silvestre cerca de dicho Cancho. A la izquierda, en el valle, observamos la fuerza con la que baja el agua por el arroyo de los Hoyos.

Arroyo de los Hoyos

Ascendemos suavemente por el sendero y divisamos a lo lejos una de las cuatro Torres (la primera). En unos minutos llegamos al Collado del Miradero o Prao Poyos desde el que hay unas vistas espectaculares en todas direcciones.

Primera Torre al fondo

Collado del Miradero

Bordeando Las Torres

Nos acercamos a Las Torres y las bordeamos por su izquierda. Ascendemos y torcemos a la derecha para subir por unas rocas junto a una de las Torres. Desde ese mirador contemplamos toda la Pedriza y nos sorprende la cantidad de cabras que hay en lo alto de los riscos.

Cabras en Las Torres

Bajada por el PR2

Regresamos al Collado del Miradero y torcemos a la izquierda para descender por un sendero, el PR2, con marcas amarillas y blancas. Es un sendero sin ninguna complicación.

En unos 45 minutos, desde el Collado, llegamos a un tramo en el que el sendero y un arroyo se confunden. El sendero serpentea entre una orilla y otra del arroyo. Hay que tratar de seguir lo hitos y las marcas amarillas y blancas. Hay una zona en la que podemos desorientarnos y es cuando tengáis estas rocas de la foto a vuestra izquierda. En ese momento, según descendemos, el sendero tuerce hacia la derecha, dejando el arroyo a vuestra espalda.

Desvío sendero

Los Cuatro Caminos

Unos 15 minutos después llegamos a un cruce de caminos señalados con 4 hitos de piedras. Se llama los Cuatro Caminos. Para descender hacia Canto Cochino tendríamos que seguir el sendero de frente pero vamos a desviarnos por el sendero de la izquierda, para ir a la Cabaña del Poeta. Poco después de atravesar el arroyo de los Poyos, a la izquierda asciende una senda que nos conducirá hasta la cabaña. En pocos minutos nos encontramos con ella. Como hemos dicho al principio, también se la conoce como la Cabaña de Madera o Cabaña Escondida. Fue refugio para un poeta en los años 50 y hoy en día algunas personas la utilizan para pasar la noche o como refugio. En su interior hay una estufa de leña y poco más. Junto a la cabaña corre un arroyo en el que hay, construida con piedras, una pequeña poza.

Cabaña del Poeta

Puerta de la Cabaña del Poeta

Poza de la Cabaña del Poeta

Regresamos a Los Cuatro Caminos y torcemos a la izquierda para descender por el PR2. En el descenso nos encontramos con un sendero que tuerce a la derecha pero tendremos que seguir descendiendo por el de la izquierda.

Más adelante, si miramos a  la izquierda, vemos el Pájaro, lugar habitual para escaladores.

Desde Los Cuatro Caminos hasta Canto Cochino emplearemos aproximadamente una hora. Si tuvimos suerte y pudimos subir con el coche hasta Canto Cochino este es el final de la ruta pero si, como nos ha pasado, no tuvimos esa suerte, nos quedan otros 40 minutos de bajada hasta el Tranco.

En el camino, ya atardeciendo, volvemos la vista atrás hacia las cuatro Torres. Tras 9 horas y media caminando llegamos sin apenas luz, ni fuerzas al Tranco.

Las Torres de La Pedriza

Como reto, os dejamos esta foto tomada durante la ruta para ver si la podéis localizar.

El perro

Si tenéis cualquier duda, por favor, antes de hacer la ruta, consultarnos e intentaremos ayudaros en lo que podamos.

Nos podéis escribir a lapedriza@yahoo.es

Os dejamos un mapa aproximado de la ruta. En este caso hemos partido desde Canto Cochino.

Mapa ruta Las Torres por Tres Cestos y Cabaña del Poeta de La Pedriza

Excursiones en la Sierra de Madrid. Rutas de senderismo y trekking guiadas en La Pedriza y alrededores.Ampliar información