Cancho del Horno

Cancho del Horno

Pablo Santos, conocido como el “bandido de La Pedriza”, fue uno de los bandoleros más populares, violentos y codiciosos de la sierra de Guadarrama. Según algunos escritos encontrados fue temido hasta la exageración. El lugar preferido para sus robos era el Collado de la Dehesilla (divide la Pedriza Anterior de la Posterior). Otros lugares en los que cometió sus robos fueron los caminos de Mataelpino, el Boalo, etc.

Murió por un disparo a traición de un miembro de su banda, Isidro el de Torrelodones, tras una discusión por el reparto de un botín. Según cuentan este incidente tuvo lugar en el Barranco del Robledillo, por encima de las laderas del Boalo, junto al Cancho del Horno. Este cancho es una covacha, un gran risco hueco y abovedado, lo que le convierte en un perfecto refugio natural. Desde aquí los bandoleros podían controlar la carretera de Galicia y planificar sus asaltos.

Se desconoce el lugar donde yace Pablo Santos aunque hay quienes piensan que pudo ser enterrado a la vieja usanza, es decir, repartiendo sus restos por los senderos de la zona. Esta fue una  práctica generalizada en Europa en esa época.

La ruta discurre por una zona bastante desconocida, el barranco del Robledillo. En la seguridad que proporcionaba el laberíntico barranco además de bandoleros también se emboscaron maquis tras la guerra civil.

El recorrido no es complicado, no hay que hacer trepadas, eso sí, el barranco por el que ascenderemos hasta el Collado del Valdehalcones (donde está la Cruz del Mierlo) es bastante inclinado. Hemos empleado unas 5 horas en el recorrido y se puede hacer con niños. Tampoco supone ninguna dificultad para ir con perros.

Barrera Collado del Campuzano

Barrera Collado del Campuzano

Partimos del aparcamiento del Collado del Campuzano. Es el primer aparcamiento que nos encontramos a unos minutos tras cruzar la barrera del control de acceso para subir a Canto Cochino. Una vez en la zona de aparcamiento atravesamos la barrera y comenzamos a andar por un camino de tierra ancho. A unos 15 minutos desde la barrera vemos a nuestra izquierda un camino ancho de tierra. Nos desviamos por él hasta que llegamos a una finca privada llamada Tinada de Quiñones.

Desvío a la izquierda

Desvío a la izquierda

Camino hacia la finca

Camino hacia la finca

Senda junto al muro

Senda junto al muro

Una vez frente a la puerta, cogemos una senda a la derecha del muro como indica la foto. En unos minutos llegamos a una valla que tendremos que remontar unos metros hacia la derecha para encontrar un paso.

Atravesar la valla

Atravesar la valla

La atravesamos y seguimos por la senda dirigiéndonos hacia donde indica la siguiente foto. Parece práctica habitual poner como puerta un somier. Cruzamos la valla. No nos olvidemos de cerrar la puerta.

Atravesar otra valla

Atravesar otra valla

Desde aquí podremos ver a la izquierda el embalse de Santillana. Seguimos la senda, siempre paralela al muro de piedra de la finca.

Seguir en paralelo al muro

Seguir en paralelo al muro

Hueco en la roca

Hueco en la roca

A nuestra derecha, a media ladera, está el Canto de los Cedazos (1.187m) aunque no nos desviaremos para verlo. Este curioso canto se caracteriza porque en una de sus paredes tiene unos huecos circulares simétricos producidos por la acción química del agua. El canto debió desplazarse en un momento dado por lo que las pilas quedaron en un lateral. Si nos fijamos, en la Pedriza hay repartidas muchas de estas pilas circulares. El nombre de Cedazos se lo pusieron los campesinos de la zona debido a que el hueco en la piedra se parecía a un cedazo: instrumento compuesto de un aro y de una tela más o menos tupida que se utiliza para separar las partes finas de las gruesas de algunas cosas, como la harina. En esta foto, tomada hacia lo alto de la Peña del Mediodía podéis ver un ejemplo.

Ermita San Isidro Labrador. El Boalo

Ermita San Isidro Labrador. El Boalo

Seguimos la ruta y a la izquierda, en las praderas, vemos la Ermita de San Isidro Labrador. Fue levantada gracias al trabajo de los vecinos de la localidad con mampostería de granito de la zona.

Atravesamos un arroyo y llegamos a un cruce de caminos. Torcemos a la izquierda y descendemos hacia la ermita. El sendero que vemos que cruza de derecha a izquierda la foto, es el GR10 (sendero de gran recorrido) llamado también el camino de Mataelpino a Manzanares el Real. Este camino marca la ruta del camino de Santiago. Manzanares el Real ya cuenta con un albergue del Camino de Santiago.

Chozo

Chozo

En unos minutos vemos a nuestra derecha un chozo, que debió ser refugio de los pastores de la zona. Continuamos descendiendo un poco más hasta que llegamos a otra valla que no cruzamos sino que nos desviamos antes a la derecha por una senda como vemos en la foto.

Desvío a la derecha

Desvío a la derecha

Llegamos a una pequeña cantera abandonada.

Cantera abandonada

Cantera abandonada

En breve comienza la senda a ascender y nos tendremos que guiar por los hitos de piedras. Este es el Barranco del Robledillo y estas son las vistas un poco más arriba. A la derecha tenemos algunos vivacs escondidos entre la vegetación.

Barranco del Robledillo

Barranco del Robledillo

Vistas desde el barranco

Vistas desde el barranco

A nuestra izquierda, según ascendemos veremos otra senda que tendremos que alcanzar. Para ello vamos torciendo hacia la izquierda hasta llegar al arroyo del Robledillo y lo cruzaremos. Ascenderemos por la senda junto al arroyo hasta que llegamos al Cancho del Horno (covacha), cerca del cual murió asesinado el “bandido de la Pedriza”, Pablo Santos.

Cancho del Horno

Cancho del Horno

El relato del suceso se lo contó un anciano de Mataelpino llamado Bautista Montalvo a Constancio Bernaldo de Quirós y este dejó constancia en sus escritos. Según le contó el anciano, cuando era joven, un día de otoño, él y su padre se encontraron con Pablo Santos y su banda celebrando un robo. Los bandidos les obligaron a participar de su alegría hasta que se marcharon hacia la Peña del Mediodía (es como un reloj de sol natural que señala, proyectando su sombra, el mediodía). En el trayecto hacia dicha peña, la banda se detuvo junto a la covacha del Cancho del Horno y ante un fuego comenzaron a repartir el botín. Pronto surgieron las tensiones y a traición, Isidro el de Torrelodones, disparó a Pablo Santos. Según la descripción del anciano, Isidro el de Torrelodones tenía dos rasgos característicos: el labio leporino (abierto por la mitad) y una mirada fría y criminal.

Cancho del Horno

Cancho del Horno

Así acabó la vida de uno de los bandoleros más populares y violentos de la sierra de guadarrama que obligaba a los pastores de la zona a entregar su ganado para alimentar a su banda y que fue protagonista de múltiples asaltos en la Cabrera y en los caminos de Mataelpino, el Boalo, Moralzarzal, Navacerrada, Manzanares el Real, en el Collado de la Dehesilla de la Pedriza, etc.

En el blog tenemos algunas rutas que tienen que ver con leyendas de bandoleros en la Pedriza como la ruta del Cancho de los Muertos o la ruta de la Cruz del Mierlo. Si queréis ampliar información sobre los bandoleros en la sierra de Guadarrama os dejamos este blog, Bandoleros del Guadarrama.

Vistas desde el Collado de Valdehalcones

Vistas desde el Collado de Valdehalcones

Seguimos ascendiendo hasta llegar al Collado de Valdehalcones desde donde ya podemos ver parte de la Pedriza Anterior y el embalse de Santillana. Una vez ahí, sin llegar a cruzar la valla torcemos a la izquierda, pasamos junto a un chozo derruido y nos encontramos a la derecha con la Cruz del Mierlo.

Cruz del Mierlo

Cruz del Mierlo

Hacia la Maliciosa Baja

Hacia la Maliciosa Baja

Dejamos la cruz a nuestra derecha y continuamos el ascenso por una senda señalada con puntos rojos y con hitos. Más arriba nos encontramos con dos sendas. Una sigue ascendiendo hacia la izquierda y la otra tuerce a la derecha. La primera nos llevaría hacia la Maliciosa Baja y la segunda es la que tenemos que seguir.

Seguir la senda de la derecha

Seguir la senda de la derecha

Vamos hacia los pinos

Vamos hacia los pinos

Nos tenemos que dirigir hacia los pinos que se ven en la foto para lo cual descenderemos por una senda poco marcada.

Hacia el muro

Hacia el muro

Atravesaremos el muro de piedra y comenzaremos a descender siempre a la izquierda de dicho muro por una senda que unas veces está más pegada al muro y otras se interna algo más en el bosque de pinos. A la izquierda de esta senda, un poco más metida en el bosque, tenemos el sendero PR16 pero en este caso hemos optado por seguir por esta pequeña senda junto al muro.

Cortafuegos

Cortafuegos

Al final la senda se junta con el PR16 y con un cortafuegos. Descendemos hasta llegar a una pista de tierra (si la siguiéramos hacia la derecha llegaríamos al parking donde dejamos el coche) pero este camino es muy largo y concurrido. Nada más atravesar la pista de tierra a la derecha sale un sendero que es el PR16 y que nos llevaría al Collado de Quebrantaherraduras pero lo que vamos a hacer es cruzar la pista de tierra y seguir de frente bajando por el cortafuegos.

Llegamos a una explanada y torcemos a la derecha para seguir por el cortafuegos.

Desvío hacia la derecha por el cortafuegos

Desvío hacia la derecha por el cortafuegos

En unos minutos alcanzamos un arroyo que cruzamos y subimos por una ladera.

Vistas de Manzanares el Real

Vistas de Manzanares el Real

Llegamos otra vez a la pista de tierra que atravesamos y seguimos por el cortafuegos. El cortafuegos va en paralelo unos metros a la pista de tierra pero pronto se separa. Nos encontramos con una valla de frente y torcemos a la izquierda por una senda junto a esta valla. En los mapas esta senda figura como cortafuegos. Descendemos entre las jaras sin perder la senda, siempre a la izquierda de la valla. A nuestra derecha, detrás de los riscos que vemos en lo alto, está el barranco del Robledillo por el que hemos ascendido al inicio de la ruta.

Atravesar el recinto con muro

Atravesar el recinto con muro

Seguimos descendiendo hasta que vemos a la izquierda un cercado de piedra. Nos metemos por él como indica la foto y llegamos a la fuente del Aculadero.

Fuente el Aculadero

Fuente el Aculadero

Dejamos la fuente a nuestra derecha y descendemos por una senda hasta llegar a la pista de tierra. Torcemos a la derecha y seguimos por ella hasta llegar al parking del Collado del Campuzano. Al fondo de la foto a la derecha es por donde nos habíamos desviado de la pista al comienzo de la ruta.

Llegada a la pista de tierra

Llegada a la pista de tierra

Hemos empleado unas 5 horas en hacer el recorrido.

Como reto, os dejamos esta foto tomada durante la ruta para ver si sois capaces de encontrar dónde está esta curiosa forma.

Otro pájaro en la Pedriza

Otro pájaro en la Pedriza

Si tenéis cualquier duda, por favor, antes de hacer la ruta, consultarnos e intentaremos ayudaros en lo que podamos.

Nos podéis escribir a lapedriza@yahoo.es

Os dejamos un mapa aproximado de la ruta.

Mapa ruta el bandido de la Pedriza

Mapa ruta el bandido de la Pedriza

Excursiones en la Sierra de Madrid. Rutas de senderismo y trekking guiadas en La Pedriza y alrededores.Ampliar información