Archive for abril, 2011


Los Chorros del río Manzanares

Los Chorros del río Manzanares

En esta ruta de senderismo por la Pedriza recorreremos las pozas del río Manzanares en su tramo desde Canto Cochino hasta su nacimiento, el Ventisquero de la Condesa (junto a la Bola del Mundo), para descender posteriormente por parte del camino de las Zetas de la Pedriza, pasando por el mirador del Collado de los Pastores.

Las pozas del río Manzanares, en su paso por la Pedriza, atraen en verano a un gran número de personas. Entre las más conocidas está la Charca Verde, pero existen otras muchas poco frecuentadas.

En el tramo del río Manzanares desde Canto Cochino hasta la Charca Verde nos encontraremos con las pozas más concurridas por los bañistas. Un poco más arriba de la Charca Verde, siguiendo el curso del río, nos encontraremos con otras pozas donde se practica nudismo.

En la siguiente etapa del recorrido ascenderemos por un barranco. En lo alto del mismo podremos contemplar las cascadas de los Chorros. Un poco más adelante, nos encontraremos con otro tramo del Manzanares con pozas y pequeñas praderas bastante solitarias.

Y en la última parte del recorrido atravesaremos amplias praderas y matorral bajo. Estaremos llegando al nacimiento del río Manzanares, donde todavía podemos ver algo de nieve acumulada en los ventisqueros. Hasta finales del siglo XIX, la nieve de los ventisqueros se aprovechaba para la conservación de los alimentos y para refrescar algunas bebidas. Este negocio dio lugar a la aparición de un nuevo oficio que fue el de los neveros, que eran los encargados de conservar y transportar el hielo hasta Madrid y otros municipios. Este oficio se mantuvo durante tres siglos.

Hemos empleado unas 7 horas en la ruta. La dificultad es moderada pero hay que tener una buena forma física porque el recorrido es largo, unos 22 kilómetros.

Sigue leyendo

Mirador

Mirador

En la Pedriza todavía quedan algunas zonas bastante desconocidas. En esta ruta de senderismo ascenderemos desde el Canto del Berrueco (La Muela) a la Pradera del Robledillo.

Por el camino, podremos acercarnos a ver la Gran Cantera, una gran brecha de 1 kilómetro de largo, y restos de las construcciones que en su día se usaron para la explotación. Más arriba, en la zona llamada el Cervunal, podremos ver algunas trampas para cabras, instaladas para controlar la excesiva población actual.

Además, pasaremos cerca de algunas casas aisladas en el monte, ruinas, la Torre Inclinada, el risco de las Torres Gemelas, grandes praderas y, ya al final de la ruta, podremos descender a la Raja (la descripción la tenéis en Ruta por La Raja).

Durante la mayor parte del recorrido, nos encontraremos con muy pocos excursionistas. Apenas hay sombra, por lo que en días calurosos la ruta puede resultar bastante dura. Las sendas están señalizadas con hitos de piedras pero no es fácil orientarse. Hemos empleado unas 5 horas en el recorrido. La dificultad es moderada. Sigue leyendo

Pincha en la foto para ver el tour 360º 

Tour virtual 360º de La Pedriza desde el Yelmo

En esta ruta de senderismo por La Pedriza ascenderemos a la cumbre del Yelmo (1.716 metros) por el llamado Corredor del Miedo.

El ascenso a la cumbre se puede hacer o bien escalando o bien atravesando el Corredor del Miedo.

Este corredor es una estrechísima y angustiosa grieta a la que se accede por la cara norte del Yelmo y cuyo nombre proviene de un documento que encontraron un grupo de excursionistas en dicha grieta.

El texto del documento decía lo siguiente:

“En el nombre del padre, qué peligros y qué fatigas hemos pasado los excursionistas Manuel Arranz y sus acompañantes el 25 de Julio de 1915 por este callejón.

Esto es para el recuerdo.

Colmenar Viejo, 25 de Julio de 1915”

Fuente: “La Pedriza del Real de Manzanares”. Constancio Bernaldo de Quirós

El corredor no es muy largo pero es complicado estimar cuanto se puede tardar en atravesarlo, sobre todo si llegas al punto en el que te quedas atascado sin poder avanzar ni retroceder, encajado entre las paredes de la grieta. Por ello, no es nada aconsejable para quienes sufran de claustrofobia. Hay que cruzarla de lado y aun así estaremos bastante apretados. No todo el mundo cabe por ella. Además, tendremos que atravesarla con lo mínimo posible, sin mochilas, sin cosas en los bolsillos, etc.

La entrada del corredor es el paso más complicado. A pocos metros de la entrada, un bloque nos cierra el paso por lo que tendremos que arrastrarnos por debajo de la roca o bien trepar por encima de ella. No sabríamos decir cuál de las dos opciones es mejor 😉

El ascenso de la ruta lo haremos por el barranco de los Huertos y Hueco de las Hoces y el descenso por el Corral Ciego. Se puede hacer en unas 7 horas y media, la dificultad es moderada pero se requiere tener buena forma física. Para los perros no presenta ninguna dificultad, excepto por la subida a la cumbre del Yelmo.

Sigue leyendo