Tag Archive: bandoleros


Hoyocerrado

Hoyocerrado

En esta ruta de senderismo por La Pedriza ascenderemos hasta Hoyocerrado (1.762m), un impresionante, solitario y pequeño valle encajonado entre montañas: Peñas Linderas (2.109 m), Asómate de Hoyos (2.242 m) y Los Bailanderos (2.122 m), estos dos últimos situados en la Cuerda Larga.

La leyenda dice que en algún lugar de este valle está escondido un tesoro, el de los bandoleros.Algunos de los más conocidos y temidos bandoleros encontraron en la laberíntica Pedriza, refugio y base desde la que organizar sus asaltos.

Cuentan que, a finales del siglo XIX, las autoridades decidieron acabar con los bandoleros que actuaban desde la Pedriza. Una de las bandas que dominaba en esta zona fue la de Paco el Sastre, cuyo verdadero nombre era Francisco de Villena. Tras localizar las autoridades su escondite en las montañas, comenzó una persecución que obligó a huir a los bandoleros, cargando sus mulas con el botín de sus robos. Tras alcanzar el Collado de la Dehesilla, quisieron descender hacia Chozas de la Sierra (Soto del Real), pero viendo que les habían cortado el paso, huyeron hacia el Hueco de San Blas. Su intención era cruzar la Cuerda Larga y descender hacia valle del Lozoya. Al alcanzar el valle de Hoyocerrado, y debido a que la carga que llevaban era muy pesada, no tuvieron más remedio que esconder gran parte del botín entre las rocas. De este modo, consiguieron dejar atrás a sus perseguidores, pero nunca se supo si volvieron a recuperar el botín, ya que la mayoría fueron apresados nada más llegar al valle del Lozoya.

Las vistas a lo largo de la ruta son espectaculares y se pueden ver cabras y corzos. Nos llevará aproximadamente unas 5 horas, con una distancia de unos 16 kilómetros. La ruta no es complicada pero os aconsejamos llevar un mapa de la zona.

Seguir leyendo

Cancho del Horno

Cancho del Horno

Pablo Santos, conocido como el “bandido de La Pedriza”, fue uno de los bandoleros más populares, violentos y codiciosos de la sierra de Guadarrama. Según algunos escritos encontrados fue temido hasta la exageración. El lugar preferido para sus robos era el Collado de la Dehesilla (divide la Pedriza Anterior de la Posterior). Otros lugares en los que cometió sus robos fueron los caminos de Mataelpino, el Boalo, etc.

Murió por un disparo a traición de un miembro de su banda, Isidro el de Torrelodones, tras una discusión por el reparto de un botín. Según cuentan este incidente tuvo lugar en el Barranco del Robledillo, por encima de las laderas del Boalo, junto al Cancho del Horno. Este cancho es una covacha, un gran risco hueco y abovedado, lo que le convierte en un perfecto refugio natural. Desde aquí los bandoleros podían controlar la carretera de Galicia y planificar sus asaltos.

Se desconoce el lugar donde yace Pablo Santos aunque hay quienes piensan que pudo ser enterrado a la vieja usanza, es decir, repartiendo sus restos por los senderos de la zona. Esta fue una  práctica generalizada en Europa en esa época.

La ruta discurre por una zona bastante desconocida, el barranco del Robledillo. En la seguridad que proporcionaba el laberíntico barranco además de bandoleros también se emboscaron maquis tras la guerra civil.

El recorrido no es complicado, no hay que hacer trepadas, eso sí, el barranco por el que ascenderemos hasta el Collado del Valdehalcones (donde está la Cruz del Mierlo) es bastante inclinado. Hemos empleado unas 5 horas en el recorrido y se puede hacer con niños. Tampoco supone ninguna dificultad para ir con perros.

Seguir leyendo

Cruz del Mierlo

En esta ruta de senderismo por La Pedriza vamos a buscar la Cruz del Mierlo. La historia de esta cruz se sitúa en algún momento del siglo XIX. El Mierlo fue un pastor que vivía en La Pedriza y que, según cuenta la leyenda, un día se encontró con una chica perdida en las montañas de la Pedriza que había sido secuestrada por unos bandoleros. Cuenta la leyenda que, años después de haber devuelto el pastor a la joven a sus padres, murió de forma violenta, sin que se supiera nada ni de los autores ni de los verdaderos motivos de su muerte. Parece ser que le enterraron bajo La Cruz del Mierlo, situada en el Collado de Valdehalcones, junto a una valla que de forma aproximada marca el límite entre el Municipio de Manzanares el Real y Mataelpino.

Durante la ruta caminaremos un primer tramo por una carretera de tierra cerrada al tráfico, otro tramo por una senda algo difusa entre jaras y pinos y otro por un sendero de pequeño recorrido (PR16). La ruta se puede hacer en unas tres horas y media. Tiene una fuerte subida en un tramo pero en general es cómoda de hacer.  Seguir leyendo

Cancho de los Muertos

El Cancho de los Muertos (1.292 m) o también llamado Cancho del Camposanto es uno de los escenarios más legendarios de La Pedriza (Madrid) y el lugar donde los bandoleros en el siglo XIX ejecutaban a sus víctimas. Como otras zonas de La Pedriza, el cancho tiene su propia leyenda que trata de la historia trágica de unos bandoleros muy conocidos en su época y que tenían su refugio en esta zona. Fueron los pastores que habitaban estos montes los que mejor conocían este terreno y los que contaron las historias y leyendas que han llegado hasta nuestros días.

Esta ruta de senderismo es poco frecuentada, algunos tramos de la misma están poco o nada definidos por lo que es fácil llegar a perder el camino, en definitiva, toda una aventura. En algunas zonas por las que pasaremos habrá que reptar, en otras ayudarnos con  las manos, pero sin mucha dificultad. En la ruta encontraremos algunos vivacs, siendo la mayor parte antiguos refugios de pastores. En ellos pueden pasar la noche los más atrevidos. Pasaremos junto al Cancho de los Muertos, El Cáliz y, por último, haremos una visita al que era, seguramente, el primer refugio levantado en La Pedriza, el Chozo Kindelán. Está situado en una de las laderas del Cancho de los Muertos y bastante escondido entre la vegetación.  Seguir leyendo