Cueva del Ave María de La Pedriza

Cueva del Ave María de La Pedriza

En esta ruta por La Pedriza Anterior ascenderemos a la Cueva del Ave María por la senda de la Rinconada (conocida también como senda Maeso) y descenderemos por el barranco de las Cerradillas (donde se encuentra el Elefantito de la Pedriza) y por la senda de las Carboneras hasta llegar al Tranco.

La Cueva del Ave María más que una verdadera cueva es una cavidad que se formó por el deslizamiento de unos bloques de granito. Se dice que el nombre de esta cueva se debía a que quien gritara ¡Ave María! en su interior recibiría la respuesta, ¡Gratia Plena!. Lo intentamos, pero…nada de nada.

La cueva está bastante escondida y hay que hacer una trepada fácil para alcanzarla. Un poco más arriba de la cueva, en la profundidad de una oquedad, brota un manantial. En verano, tendremos que comprobar si llega o no a secarse completamente.

La ruta por la Pedriza es circular y no tiene apenas dificultad. Se puede realizar con niños y perros. Emplearemos unas 5 horas en realizarla.

Seguir leyendo