Tag Archive: Ventisquero de la Condesa


La Maliciosa

La Maliciosa

Esta ruta de senderismo hasta la cima de la Maliciosa la hicimos en Julio de este año. Todavía quedaba algo de nieve en los ventisqueros.

La ruta tiene vistas impresionantes hacia la Cuerda Larga, la Pedriza, Madrid, etc.

Es una excursión de dificultad moderada, ya que el ascenso final al pico de la Maliciosa es bastante duro. Emplearemos unas 7 horas y son cerca de 18 kilómetros de recorrido.

Sigue leyendo

Los Chorros del río Manzanares

Los Chorros del río Manzanares

En esta ruta de senderismo por la Pedriza recorreremos las pozas del río Manzanares en su tramo desde Canto Cochino hasta su nacimiento, el Ventisquero de la Condesa (junto a la Bola del Mundo), para descender posteriormente por parte del camino de las Zetas de la Pedriza, pasando por el mirador del Collado de los Pastores.

Las pozas del río Manzanares, en su paso por la Pedriza, atraen en verano a un gran número de personas. Entre las más conocidas está la Charca Verde, pero existen otras muchas poco frecuentadas.

En el tramo del río Manzanares desde Canto Cochino hasta la Charca Verde nos encontraremos con las pozas más concurridas por los bañistas. Un poco más arriba de la Charca Verde, siguiendo el curso del río, nos encontraremos con otras pozas donde se practica nudismo.

En la siguiente etapa del recorrido ascenderemos por un barranco. En lo alto del mismo podremos contemplar las cascadas de los Chorros. Un poco más adelante, nos encontraremos con otro tramo del Manzanares con pozas y pequeñas praderas bastante solitarias.

Y en la última parte del recorrido atravesaremos amplias praderas y matorral bajo. Estaremos llegando al nacimiento del río Manzanares, donde todavía podemos ver algo de nieve acumulada en los ventisqueros. Hasta finales del siglo XIX, la nieve de los ventisqueros se aprovechaba para la conservación de los alimentos y para refrescar algunas bebidas. Este negocio dio lugar a la aparición de un nuevo oficio que fue el de los neveros, que eran los encargados de conservar y transportar el hielo hasta Madrid y otros municipios. Este oficio se mantuvo durante tres siglos.

Hemos empleado unas 7 horas en la ruta. La dificultad es moderada pero hay que tener una buena forma física porque el recorrido es largo, unos 22 kilómetros.

Sigue leyendo