Tag Archive: La Raja


Mirador

Mirador

En la Pedriza todavía quedan algunas zonas bastante desconocidas. En esta ruta de senderismo ascenderemos desde el Canto del Berrueco (La Muela) a la Pradera del Robledillo.

Por el camino, podremos acercarnos a ver la Gran Cantera, una gran brecha de 1 kilómetro de largo, y restos de las construcciones que en su día se usaron para la explotación. Más arriba, en la zona llamada el Cervunal, podremos ver algunas trampas para cabras, instaladas para controlar la excesiva población actual.

Además, pasaremos cerca de algunas casas aisladas en el monte, ruinas, la Torre Inclinada, el risco de las Torres Gemelas, grandes praderas y, ya al final de la ruta, podremos descender a la Raja (la descripción la tenéis en Ruta por La Raja).

Durante la mayor parte del recorrido, nos encontraremos con muy pocos excursionistas. Apenas hay sombra, por lo que en días calurosos la ruta puede resultar bastante dura. Las sendas están señalizadas con hitos de piedras pero no es fácil orientarse. Hemos empleado unas 5 horas en el recorrido. La dificultad es moderada. Sigue leyendo

La Raja de la Pedriza

La Raja de la Pedriza

En esta ruta de senderismo por La Pedriza iremos a una zona poco conocida e importante desde el punto de vista arqueológico. Primero, descenderemos a la Raja, una antigua cantera abandonada, una enorme grieta abierta en la montaña que está bastante escondida entre la vegetación, por lo que para aproximarse a ella hay que tener mucho cuidado. Unas cuerdas nos ayudarán a descender al interior de la cantera que hoy en día es utilizada para practicar la escalada.

Tras visitar la Raja, ascenderemos por la montaña abriéndonos paso entre las jaras. Esta zona cuenta con un importante patrimonio arqueológico. Por una parte, muy cercana a la Raja, en la finca privada Los Aljibes, se encuentra la cueva El Abrigo de Los Aljibes. Tiene pinturas rupestres que rondan los 4.000 años de antigüedad y fueron descubiertas en 1987. Actualmente la cueva no está abierta al público.

Por otra parte, situado en la misma finca, está el asentamiento del Cancho del Confesionario, en el que se han encontrado restos de un poblado visigodo. El poblado se excavó en 1968 y se fecha en los siglos VI-VII. Su función era defensiva y estuvo dedicado a la ganadería y el pastoreo.

La ruta se puede hacer en dos horas y media. Es sencilla, aunque en algunos tramos la senda es algo borrosa. En principio, la ruta iba a ser más larga, pero las condiciones meteorológicas nos lo impidieron. Por suerte, en la ruta hay un viejo refugio para el ganado donde pudimos resguardarnos de la lluvia.

Sigue leyendo